IGLESIA DE SANTA HRIPSIMÉ

LA IGLESIA DE SANTA HRIPSIME

 Una de las obras maestras de los ingenieros arquitectos armenios es la iglesia de Santa Hripsimé; un lugar sagrado para La Iglesia Apostólica Armenia.

El nombre de Hripsimé nos lleva a una leyenda. En períodos antiguos de la difusión de la Cristianidad, 37 Vírgenes cristianas vinieron a Armenia para encontrar refugio del Emperador Romano Diocleciano.

El Emperador envió una carta al Rey Armenio Tiridates III que decía: “Ellas son 37 personas. Su líder es Gayané, pero la más guapa de entre ellas es Hripsimé. Tú puedes casarte con ella”. Al ver la belleza de Hripsimé, el Rey decidió casarse con ella, pero la virgen cristiana no quiso ser la esposa del rey pagano. El rey se puso muy furioso y dio orden de torturar a Hripsimé y a todas sus amigas vírgenes hasta que murieron. En el sepulcro de Hripsimé posteriormente fue construida una pequeña capilla el año 618, El Catóghicos Comitás construyó esta bella iglesia, uno de los ejemplos más vivos de la arquitectura armenia. Los restos de Hripsimé están en la cripta bajo el altar principal.

La iglesia de Santa Hripsime representa el ejemplo perfecto del tipo del plano cruciforme y cúpula central. Su carácter dominante es la harmonía del diseño  y las proporciones, así como la simplicidad y pureza clásica de su fachada, que son las cualidades  excepcionales de la arquitectura de los siglos medievales. Además de la adición del campanario en el sigo 17, el monumento ha sufrido ciertas transformaciones no fundamentales.

 

facebooktwittergoogle_plus